fbpx

¿Para qué sirven la cavitación y la presoterapia?

cavitacion y presoterapia son complementarias
21
Ene

Cavitación y presoterapia: ¿Son complementarias?

En la medicina estética hay tratamientos que pueden parecernos similares, y sobre los que nos surgen preguntas, como si podemos complementarlos o si es mejor hacerlos por hacerlos. Este es un tema que surge a menudo con la cavitación y presoterapia. ¿Ya las conoces? ¡Te lo contamos todo sobre ellas!

Qué es la cavitación

La cavitación consiste en aplicar ultrasonidos en algunas zonas del cuerpo con el objetivo de eliminar grasa acumulada. Estos ultrasonidos provocan la rotura de las membranas de los adipocitos, que son las células responsables de la acumulación de grasa. Este proceso permite que la grasa se mezcle con el líquido intersticial, lo cual contribuye a que se convierta en una sustancia semilíquida que el sistema linfático expulsará como deshecho.

Los resultados de la cavitación se ven a partir de la quinta o sexta sesión. A diferencia de la presoterapia, la cavitación se aplica en una única zona el cuerpo a la vez.

Qué es la presoterapia

La presoterapia se lleva a cabo con un traje que ejerce presión sobre el sistema linfático, a través de un aparato que tiene conectado y que le insufla aire. Esta presión promueve el drenaje de los vasos linfáticos, la sangre de los vasos venosos y el líquido intersticial.

El traje cubre prácticamente todo el cuerpo, a excepción de la cara, y las sesiones suelen durar unos 30 minutos. Se necesitan sobre unas 8 sesiones (con frecuencia semanal) para obtener resultados definitivos.

¿Para qué sirven la cavitación y la presoterapia?

Por un lado, la cavitación está indicada para las personas que quieren reducir la acumulación de grasa en distintas zonas de su cuerpo, mientras que la presoterapia está indicada para personas con mala circulación, problemas con la retención de líquidos, piel de naranja y celulitis. No es apropiada para personas con varices o úlceras varicosas.

Ahora bien, ¿pueden ser complementarios ambos tratamientos? La respuesta es sí. Si queremos luchar con nuestro peso y problemas de circulación o celulitis, junto con un poco de ejercicio físico, una combinación de ambos puede ser la solución.

Lo ideal es hacer primero una sesión de cavitación, la cual promueve la movilización y licuado de la grasa, para luego hacer presoterapia, que eliminará las toxinas resultantes de ese proceso.

¿Hay algún peligro con la cavitación y la presoterapia?

Los tratamientos de medicina estética no entrañan riesgos para la salud. No obstante, antes de someterse a uno se recomienda consultar con un médico ante estas situaciones: 

  • Obesidad.
  • Trastornos del sistema nervioso.
  • Personas con psoriasis o eccemas.
  • Las que tienen enfermedades circulatorias o cardiovasculares.
  • Embarazadas o en proceso de lactancia.

Incluso en muchos de estos casos, en ocasiones no hay inconveniente para llevar a cabo el tratamiento, pero siempre es mejor prevenir y consultar con un médico profesional.

¿Quieres saber más sobre estos tratamientos y cómo pueden ayudarte en tu caso? ¡Pues pasa por nuestro centro, donde te informaremos de todo y te haremos un presupuesto sin compromiso!