fbpx

05
Jun

Tratamiento de hilos tensores | ¿Qué es y en qué me beneficia?

Los hilos tensores son un tratamiento de rejuvenecimiento facial más innovadores y con más demanda en el mercado de la medicina estética. Desde que aparecieron han ido evolucionando, consiguiendo minimizar las molestias y acelerando resultados. Te contamos más sobre el tratamiento de hilos tensores y cómo puede beneficiarte.

Qué es el tratamiento con hilos tensores

Se trata de un tratamiento que provoca un efecto lifting inmediato y que se lleva a cabo con unos hilos que tensan la piel sin necesidad de pasar por el quirófano. Es un método seguro que no deja rastros en la piel y que no tiene efectos secundarios. Ideal para mejorar tu aspecto de forma notable de un día para otro.

Hay diversos tipos de hilos, pues se fabrican con distintos materiales como PDO, ácido poliláctico, polipropileno, hilos líquidos, etc. También se les conoce como hilos de tracción, hilos mágicos o hilos rusos.

Su aplicación es sencilla, pero siempre debe ser llevada a cabo por un profesional cualificado, para disfrutar de sus beneficios y no correr riesgos innecesarios.

Beneficios del tratamiento de hilos tensores

Aunque no encierran beneficios para la salud, sí lo hacen a nivel estético. Estas son algunas de sus ventajas más destacadas:

Rejuvenecen el cuello y el rostro

El rejuvenecimiento que se obtiene de manera inmediata es visible y ofrece una apariencia joven pues no solo se alisan las arrugas y se disimulan las líneas de expresión, sino que la piel se ve tersa y brillante.

La zona del cuello es la que suele mostrar más flacidez rápidamente, de ahí que el tratamiento con hilos tensores sean tan eficaz y buscado por personas que quieren mejorar esa zona sin necesidad de pasar por un quirófano.

Mejoran la apariencia de la piel

La dermis se muestra mucho más hidratada, tersa y luminosa al colocar los hilos tensores. El colágeno contenido en los hilos no solo aporta hidratación, sino que regenera la piel y eso conlleva un mejor aspecto.

No duele

Una de las grandes ventajas del tratamiento de hilos tensores es que es indoloro. Se usa anestesia local porque cada persona es un mundo y es posible que pudieran surgir algunas molestias. Luego se insertan de uno en uno con la ayuda de una fina aguja con la que se crea una especie de malla bajo la piel que la tensa.

Se realizan exámenes previos con el fin de descartar alergias al material quirúrgico o posibles problemas de coagulación. Pero si todo está bien, cualquier persona puede someterse al tratamiento de hilos tensores.

Es un tratamiento ambulatorio que puedes realizarte en un centro especializado como el de Session Estética. Después del tratamiento con hilos tensores vuelves a casa y a tu rutina con total normalidad. ¡Así de fácil!

Es un método rápido, eficaz y visible desde el minuto uno. Eso sí, deberás seguir una serie de cuidados y recomendaciones los primeros días. Pásate por nuestro centro y te informaremos de todo. Ya sabes que en Session Estética nos gusta cuidar de ti.