Expertos en depilación láser

La depilación láser métodos y recomendaciones
20
May

La depilación láser enfocada a tipos de vello y de piel

Hoy en día, la depilación láser y sus métodos han aumentado exponencialmente. Cualquier persona puede someterse a esta técnica para eliminar el vello de su piel con muy buenos resultados. Sin embargo, es necesario que analices qué tipo de piel y de pelo tienes para poder escoger el tipo de depilación que mejores resultados te aporte.

Métodos láser más utilizados

Alejandrita

Fue uno de los primeros métodos en aparecer. Se recomienda para pieles altamente sensibles al sol y que se queman con facilidad. Por ello, es usado en pieles muy blancas y que nunca broncean. Un ejemplo sería la complexión caucásica con pecas o un color albino pálido, propio, por ejemplo, de los países del norte.

Cabe destacar que conlleva cierta agresividad para con la piel, por lo que es conveniente que acudas a las sesiones habiendo usado algún tipo de crema anestésica.

Diodo

La depilación láser con diodo parece ser la más indicada. Lo único que debes tener en cuenta es que no debería aplicarse sobre pieles ya bronceadas. Por el resto, es apto para cualquier tipo de piel y en cualquier época del año. Además, su agresividad dérmica es muy reducida si lo comparamos con el Alejandrita.

Ofrece muy buenos resultados en pocas sesiones y el cuidado de la piel suele ser menos trabajoso que con el método anterior. Sirve tanto para pieles algo sensibles al sol como para pieles que no suelen quemarse por las radiaciones.

Según el tipo de pelo

La profundidad

– De 1 a 2 milímetros: Alejandrita y diodo parecen ser las opciones más recomendables. Son pelos relativamente fáciles de eliminar. De nuevo, el diodo parece tomar ventaja respecto al Alejandrita, ya que llega más lejos.

– De 2 a 4 milímetros: en este caso, el vello es más profundo de lo que un láser convencional puede llegar. Entonces, se pueden combinar estos láseres con técnicas como el Y. A. G., pensado para eliminar varices.

El color

– Claro: un pelo totalmente blanco no pude ser tratado, pues ha perdido la melanina. El pelo gris, es recomendable tratarlo inmediatamente. Un pelo claro en la media sí que puede someterse al láser, pero se recomienda optar por el diodo, por ser menos agresivo con este tipo de pieles, sensibles de por sí.

– Oscuro: el pelo tiene más melanina y el láser es menos rechazado.

– Pelirrojo: este pelo es muy difícil de tratar, por lo que es recomendable combinar varias técnicas.

Con el color de piel ocurre lo mismo. La piel clara es más sensible al tratamiento, mientras que la piel morena o negra por naturaleza soporta mucho mejor la depilación.

En conclusión de la depilación láser

Analiza qué tipo de pelo y qué clase de piel tienes antes de someterte a una depilación láser. Así, puedes obtener los mejores resultados y habrás realizado una inversión satisfactoria.

Para más información puedes visitar nuestra página de depilación láser.