Piernas delgadas y tonificadas

consejos para tener unas piernas delgadas
09
Jul

Consejos para tener unas piernas delgadas

Para la mayoría de las mujeres tener las piernas delgadas y reducir el volumen de esta zona puede ser una ardua tarea. Hay una tendencia a acumular más grasa en tobillos, pantorrillas, glúteos, “cartucheras” y caderas. Esto se debe al hecho de que el organismo de las mujeres crea esos depósitos como reservas para garantizar el proceso reproductivo y los posibles embarazos.

No obstante, la grasa no es el único factor que influye en el volumen de las piernas. Retener líquidos es algo muy común que, además de hacerlas notoriamente más gruesas, produce mala circulación sanguínea y pesadez.

Por todo esto vamos a darte algunos tips para que luzcas unas piernas preciosas ahora y durante todo el año.

Una dieta equilibrada y el ejercicio son la clave.

  • Di no al sedentarismo. El deporte te ayudará a conseguir unas piernas más estilizadas pero cuidado, no todos son válidos ya que con muchos de ellos se produce un incremento de masa muscular lo que, por consiguiente, dará más volumen a tus piernas.
  • Haz ejercicios cardiovasculares al menos durante 40 minutos, que es el tiempo promedio que requiere el cuerpo para quemar grasa. Una buena opción seria caminar a paso ligero para quemar grasa y en casa practicar gimnasia de mantenimiento o, si lo prefieres, hacerlo en la piscina o gimnasio pero sin pesas. También puedes optar por el yoga o pilates, que trabajan el músculo tonificándolo sin añadir volumen.
  • Mantén una dieta equilibrada. Lógicamente es necesario eliminar las grasas, excepto las saludables, que hay que tomar en su justa medida. También debes prestar atención al índice glucémico de los alimentos, puesto que el azúcar en sangre aumenta la sensación de hambre. Si aun así tienes dificultades y/o tendencia a ganar peso, lo recomendable es que consultes con un nutricionista.
  • Beber mucho líquido. Se recomienda consumir dos litros de agua al día aproximadamente. El agua es fundamental para la correcta eliminación de toxinas. Si además sufres de retención de líquidos, las infusiones diuréticas (té verde, matcha, cola de caballo…) te ayudaran con este problema.

Por contrapartida olvídate del alcohol, refrescos y zumos que no sean naturales.

Complementa tu rutina de ejercicios para unas piernas delgadas

Hay una serie de actividades complementarias que puedes realizar y que te facilitarán tanto el trabajo como el mantenimiento de tu esfuerzo por conseguir unas piernas delgadas.

Un buen ejemplo son las envolturas reafirmantes y anticelulíticas, basadas en el amasamiento corporal para reducir el número de células grasas y el peeling para la tan combatida piel de naranja.

También puedes optar por la mesoterapia corporal, que aporta tanto beneficios médicos como estéticos, disminuyendo la grasa localizada, la flacidez y aumenta la vascularización arterial y linfática.

Y ahora que ya tienes las claves ¿te atreves a lucir piernas delgadas?